En Guadalajara no es bolillo, es birote

El birote también se conoce como pan salado o salado. El origen de este delicioso pan proviene de Francia y fue traído a México por un cocinero del emperador Maximiliano  y la receta fue llevada a Guadalajara, donde se comenzó a preparar y se popularizó.

Te recomendamos: Las 5 mejores playas de Jalisco y cómo llegar fácilmente

Al respecto, el portal Jalisco es México refiere que el birote es un símbolo de la gastronomía jalisciense. 

¿Qué es el birote?

De acuerdo con Larousse Cocina, el birote es un pan salado elaborado con masa densa y constar dura, elaborado con agua, sal, levadura y harina de trigo.

Por otro lado, un elemento central de las tradicionales tortas ahogadas es este pan pero también de las tortas del santuario y la capirotada:

“También es acompañante de varios platillos del estado Jalisco, e invariablemente este pan se asocia con la ciudad de Guadalajara”.

Birote: una deliciosa tradición de Jalisco

Este pan tiene forma similar al clásico bolillo del centro del país pero con consistencia correosa y sabor agrio, de forma más alargada. Su tamaño va desde 12 y hasta 50 cm.

También se cree que se llama así porque fue producido a principios del siglo XIX por unos panaderos franceses establecidos en Guadalajara de apellido Birrot o Birot. 

Te recomendamos: La ciencia lo comprueba: el tejuino de Jalisco mejora la digestión

La historia del birote

Finalmente, una historia más historia se relaciona con el panadero Camille Pirotte, un hombre de origen belga que vivía en Francia y llegó a Guadalajara en 1864:

“Se dice que al no encontrar levadura en la ciudad solo dejó que la masa fermentara durante unos días, lo cual resultó bien”.

Con información de: Larousse Cocina, Zona Guadalajara y JaliscoEsMéxico

Fotografía: Food & Wine


Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »